PROFESORA AUSTRALIANA EN TUI, TRAS LAS HUELLAS DEL P. SALVADO

Anna Haebich, profesora distinguida de la “Curtin Univesity (Perth, Australia), facultad de Humanidades, fue invitada a dar el 28 de enero una conferencia en el Consello de la Cultura Galega (Santiago de Compostela) sobre “La interpretación musical de Salvado y los aborígenes de Nueva Nursia”. El tema de la disertación es fruto de la última investigación acerca de “La música de los niños en misión de Nueva Nursia”, un artículo publicado por la profesora Haebich en la revista “New Norcia Studies”.

La conferencia estaba enmarcada en el acto de la presentación del libro de las actas de las conferencias pronunciadas con motivo de la conmemoración del bicentenario del nacimiento de Rosendo Salvado (1914-2014), publicadas por el “Consello da Cultura Galega” en inglés y gallego con el título “Rosendo Salvado e o mundo aborixe de Australia. El monje benedictino, Rosendo Salvado, fundador de la población de Nueva Nursia (Perth, Australia Occidental), nació en Tui el 1 de marzo de 1814 y falleció en Roma el 29 de diciembre de 1900.

La profesora de la universidad John Curtin ha manifestado que sentía un vivo deseo de conocer Tui, por ser la ciudad natal del P. Salvado, y consideró que su visita a Santiago era una ocasión extraordinaria. Este anhelo se lo manifestó a los miembros del Consello que pusieron los medios para complacerla. Contactaron con Archivo Histórico Diocesano para fijar el día y el programa que se explica a continuación.

Miguel Ángel Capón, María José González, Marisa Díaz-Fierros, Anna Haebich, Rosa Velasco y Avelino Bouzón.

Miguel Ángel Capón, María José González, Marisa Díaz-Fierros, Anna Haebich, Rosa Velasco y Avelino Bouzón.

A las 11 h del 27 de enero de 2016 tuvo lugar la recepción en el Concello por el teniente de alcalde, Miguel Ángel Capón, y la concejala de Cultura, María José González. Acompañaba a Anna Haebich la profesora Marisa Díaz-Fierros, también acudió a la cita la profesora de inglés Rosa Velasco y el director del Archivo de la catedral Avelino Bouzón. Tras los saludos y presentaciones en el hall del Concello, nos dirigimos al salón de plenos donde vimos el retrato del P. Salvado pintado por Ricardo Eduardo Padín y el cuadro en madera con el Víctor. Añadiendo que la abuela de su yerno fue una de las niñas aborígenes acogidas por el P. Rosendo Salvado en la escuela de la misión de Nueva Nursia.

 

Después nos reunimos en la sala que está a los pies del salón plenos, donde el teniente de alcalde dio la bienvenida a la profesora Haebich y la concejala de Cultura la obsequió con el libro de “Eurocidade” y un cuadro de Tui. A continuación, la profesora Haebich manifestó que se sentía muy satisfecha de tener esta oportunidad de visitar Tui, la tierra natal del evangelizador de los aborígenes australianos.

Luego nos dirigimos a la catedral, donde la profesora admiró la monumentalidad del tempo, sus retablos, el claustro y las panorámicas impactantes desde el torreón de Sotomayor. En el Archivo quedó maravillada con las fotos originales de Nueva Nursia, hechas por Santos Salvado; especial impacto le causaron las cartas del obispos Rosendo Salvado, que Rosa Velasco leía y traducía simultáneamente al inglés para que la profesora Haebich percibiera su contenido. Los elogios al genio artístico y dotes de humanidad del P. Salvado se repitieron mil veces.

La profesora Marisa Díaz-Fierros entregó al archivero, Avelino Bouzón, dos ejemplares de las actas del bicentenario. El responsable del Archivo le pidió a la profesora Ana Haebich que escribiera una dedicatoria para quedase constancia histórica de su estancia en Tui y más concretamente en el Archivo. En el ejemplar del Archivo escribió: “En recuerdo de un día pasado aquí en el archivo catedralicio, aprendiendo sobre Rosendo Salvado y su misión en Nueva Norcia. Muchas gracias [firma]”.  En el volumen regalado al director anotó esta otra dedicatoria: “Con mi mejor recuerdo de un día ‘espectacular’ con el Archivero de la Catedral. Mi cariñoso recuerdo”.

En las inmediaciones de la catedral almorzamos unas tazas bien calientes de caldo gallego para mitigar el frío y un delicioso lenguado. A las 16,15, las ilustres visitantes, las profesoras Haebich y Díaz-Fierros, partieron en dirección al monasterio benedictino de Trasmañó (Redondela). Allí se conservan interesantes recuerdos de Nueva Nursia que legó fray Santos Salvado, a su muerte en 1894, a dicho monasterio entonces ubicado en a A Guarda, y del que había sido capellán tras el regreso en 1879, casi ciego, de la misión australiana, donde había colaborado con su hermano Rosendo durante 11 años

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: