LA MÚSICA DEL OBISPO SALVADO

Entrevista con la concertista Andrea González Pérez

En tres números del boletín “Parroquia San Bartolomeu de Rebordáns-Tui” (octubre, noviembre y diciembre de 2013, números 108-110, p. 4) se publicó una amplia entrevista con Andrea González Pérez sobre el padre Salvado, compositor musical. Hoy tomamos el hilo de la conversación precedente, y seguimos tejiendo. Como ya se dijo en aquella ocasión, Andrea es hija de José Antonio y Ramona y nació el 8 de octubre de 1987 en el barrio de O Anxo (Pazos de Reis-Tui); actualmente hace un máster en Milán de alto perfeccionamiento de piano (en italiano, “Bienniospecialistico in pianoforte”).

Andrea-sala-cap-buena

 

La joven pianista tuvo una actuación estelar el 1 de marzo último, día de la celebración del Bicentenario del nacimiento del obispo Salvado, en el auditorio del Teatro Municipal de Tui (edificio del Área Panorámica), donde interpretó al piano tres piezas compuestas por Rosendo Salvado y conservadas en el Archivo de la catedral de Tui.

Primeramente le pregunto a la concertista, ¿cómo surgió la inclusión en el programa del Bicentenario tu actuación al piano para interpretar las obras del P. Salvado?

En el mes de julio de 2013estaba ultimando los detalles de la primera edición del festival IKFEM (International Keyboard Festival & Masterclass Eurocity Tui – Valença). Me dirigí a Eva González, la corresponsal de “Faro de Vigo”, para comunicarle el programa de IKFEM con la novedad de poner un piano en la calle a fin de que lo tacasen los viandantes. Le expliqué que lo colocaría en la plaza de la Inmaculada, junto al monumento dedicado a Rosendo Salvado. En ese momento Eva me dijo: “¿Por qué no tacáis las partituras de Salvado?”. Claro, yo no sabía nada sobre su faceta musical. Eva continúo y me contó la anécdota del famoso concierto del 21 de Mayo de 1846 que Salvado dio en Australia, y que una señora irlandesa le había regalado sus zapatos porque los que él calzaba ya no tenían suela. Después, la corresponsal me indicó que contactase condon Avelino Bouzón, el archivero de la catedral de Tui. Me dio su número de teléfono y al salir del despacho le llamé. Una hora más tarde me presenté en el archivo y don Avelino puso en mis manos los manuscritos de Salvado y me leyó el relato del concierto en el libro “MemoriasHistóricas sobre la Australia y la misión benedictina de Nueva Nursia”, obra escrita por el mismo obispo Salvado.

¿Qué pasaba por tu cabeza cuando el numeroso público asistente, a pesar de la tarde desapacible, te escuchaba en el Teatro Municipal de Tui en el acto institucional?

Soy sincera, cuando actúo procuro no pensar en el público y centrarme en la música. Este concierto lo he preparado con todo mi cariño, para que el público pudiese apreciar las melodías que sonaban en la cabeza de Salvado, y que posteriormente él mismo plasmó en el papel. Así que cuando llegó el momento de salir al escenario solo deseaba revivir la personalidad de tan admirado personaje y ser simplemente el medio conductor para ello.

Andrea-sala-cap-buen

Llegaste de Italia (Milán) un par de días antes de la intervención. Cuéntanos cómo fue la preparación de las tres piezas (tiempo dedicado, dificultades o incertidumbres).

El Concello de Tui me comunicó la invitación para realizar el concierto institucional del 1 de marzo, día de la conmemoración del Bicentenario, a mediados de enero; así que decidí quedarme en Tui durante un mes para poder utilizar los manuscritos del archivo y buscar más información sobre la producción musical de Rosendo Salvado.

El primer paso fue hacer una lectura de los manuscritos en el piano para tener una noción musical de la obra. El segundo paso consistió en corregir supuestos fallos de escritura y alguna armonía extraña. Salvado tenía una escritura muy elegante -diría que bastante organizada- pero, para simplificar la escritura, muchas veces ahorra indicaciones, especialmente la de las alteraciones adicionales, y el intérprete tiene que tener muy presente en cada momento la tonalidad en la que se desarrolla cada compás. Sus obras están repletas de indicaciones agógicas, esto es: con fuoco, con forza, cantabile, appasionato, smorzando, con eleganza, amoroso, graciosamente, etc. Como no existe ninguna interpretación anteriormente grabada, el siguiente paso ha sido leer con mucha atención todas las indicaciones, para establecer una relación entre todas las partes y crear un cuadro musical, integrando las secciones pequeñas -como hace un arquitecto- hasta conformar la obra completa.

Una vez hecho este trabajo de base, complementado con la lectura de escritos sobre la vida y experiencias de Salvado, viajé a Milán para recibir los consejos de mi maestro, Vincenzo Balzani, en el Conservatorio Giuseppe Verdi, donde estoy finalizando un máster. En Milán tuve la ocasión de intercambiar opiniones con amigos musicólogos y pianistas italianos, quienes han mostrado gran interés por el repertorio pianístico y también por las misas del músico tudense.

Hay que añadir a este trabajo de investigación, la dificultad técnica de las obras, con acrobacias y fuegos artificiales muy complejos, típicos del romanticismo y, concretamente, de la época Biedermeier, periodo en el que destacan grandes compositores-pianistas como Liszt, Thalberg o Moscheles.

¿Esperabas el prolongado aplauso final? ¿Has pensado que has tocado el corazón del público tudense que aprecia la buena música y se emociona con los grandes artistas como el P. Salvado y tu interpretación magistral?

Para mí ha sido un orgullo mostrar por primera vez las virtuosas obras del tudense Salvado al público local, con la presencia de los representantes de las instituciones autonómicas y municipales, promotores del acto: Xesús Vázquez, conselleiro de cultura; Luis Quinteiro Fiuza, obispo de Tui-Vigo; Rosario Álvarez Blanco, vicepresidenta del Consello; Francisco Díaz-Fierros, vicepresidente del Consello da Cultura Galega y comisario de la exposición sobre el padre Salvado; Moisés Rodríguez, alcalde del Concello de Tui.

Al final del concierto, el público me mostró sus impresiones y agradecimientos. Naturalmente, esta es la mejor parte de mi trabajo como artista: comprobar que la transmisión del mensaje ha satisfecho al público.

FARO CHAPELA

El 5 de marzo ofreciste una magnífica conferencia en el salón de actos del Seminario Conciliar de Tui, ¿podrías hacernos un resumen?

En esa conferencia, celebrada en el Seminario Menor de Tui, he hecho un recorrido por la trayectoria musical del padre Salvado. He hablado de sus dotes musicales como una herencia familiar; por supuesto, he citado los grandes elogios que los periódicos de la época le han dedicado, ya sea como organista y pianista, ya como compositor. Incluso he mostrado recortes de los diarios que hablan de la construcción de un órgano en la abadía de Cava (Italia), expresamente para Salvado; de la asistencia de los Reyes de Nápoles a su concierto de órgano. He citado la narración del famoso concierto en Perth (21 marzo 1845), con su vestimenta hecha jirones, y las cartas que le envía el comisario de Perth, 27 años más tarde, para invitarle a participar en el concierto convocado por el Ayuntamiento con motivo de la adquisición de un piano.

He contextualizado el periodo musical del siglo XIX, del que participó Salvado cuando se trasladó a la región de Nápoles. Puse como ejemplo la ópera “Norma” de Bellini, con dos audios musicales: el aria de la Norma “Casta Diva”, interpretada por María Callas, y una transcripción para piano de esa misma aria, escrita por el pianista coetáneo de Salvado, Segismund Thalberg. Llegué a esta conclusión leyendo el libro de Eladio Ros “La música en Nueva Nursia”, que recoge del diario “Inquieirer” (27 de mayo de 1846) la siguiente cita:

En cuanto a la capacidad de Don Salvado, puede afirmarse que, indudablemente, es un pianista muy distinguido, que domina su instrumento como sólo pueden hacerlo los de primera clase […]; las deliciosas arias en que abunda esa ópera [Norma] adquirieron novedad y belleza con la genialidad del intérprete.

Esto significa que Salvado seguía las corrientes musicales de su tiempo, transcribiendo para piano los temas populares, al igual que S. Thalberg y también Franz Liszt en sus “Reminiscences” de Norma.

La última parte de la conferencia la he dedicado a hacer un análisis de sus tres composiciones, ejemplificándolas en el piano que me cedió el Seminario y del cual saltaron varias teclas cuando me dispuse a interpretar algunas partes (hecho anecdótico recogido en la crónica del diario “Faro de Vigo”).

Andrea-sala-cap-vale

Finalmente, ¿has pensado en darle alguna proyección o resonancia al repertorio musical del obispo Salvado?

Está previsto que el Consello da Cultura Galega edite las obras compuestas para piano. Por mi parte, a través de la asociación “Xuventudes Musicais de Tui” y el “Festival IKFEM”, que se celebrará del 18 al 26 de julio, realizaremos varios actos en torno a su figura con la intención de divulgar su obra. También hemos barajado la posibilidad de iniciar un concurso de piano que lleve su nombre. A nivel más personal, estoy preparando un proyecto con una actriz italiana, Sara Mignolli, quien lee los textos escritos por Salvado, mientras que yo interpreto sus obras al piano. Esta propuesta ha tenido ya una buena acogida en varios festivales internacionales.

Anuncios

2 Responses to LA MÚSICA DEL OBISPO SALVADO

  1. Fernando dice:

    Las partituras de Salvado pueden consultarse digitalizadas en la Biblioteca Nacional de Australia:
    http://www.nla.gov.au/apps/cdview/?pi=nla.mus-vn5716286-s1-v
    Lamento que en el reciente congreso organizado por el Consello da Cultura Galega sobre la figura de Salvado no se invitara a investigadores que llevan varias décadas dedicando publicaciones científicas a la producción musical del Tudense.
    Recomiendo los artículos de Xan Carreira publicados recientemente, donde se puede consultar las fuentes y bibliografía exhaustiva sobre la música de Salvado.
    http://www.mundoclasico.com/ed/documentos/doc-ver.aspx?id=a4cfe92e-fda7-483a-b4fc-6297b5663ebd
    Sería de agradecer la cortesía de reconocer el trabajo de estos musicólogos antes de presentar trabajos supuestamente “inéditos”.

    • aboga dice:

      Estimado Fernando:
      No estuve en el simposio de Santiago sobre el bicentenario del nacimiento del P. Salvado, porque una intervención quirúrgica me lo impidió.
      Sí he participado en las conferencias y actos celebrados en Tui. Puedo asegurar que el concierto de las obras para piano del monje tudense y sobre todo la ponencia sobre su música tuvieron un gran nivel, y si hubiera asistido Xoán Carreira aplaudiría con gusto. Al apreciado Xoán Manuel le dejé las copias de las composiciones de piano cuyos originales están en el Archivo de la catedral de Tui, le agradecería que me enviase sus trabajos sobre las mismas para completar la bibliografía del universal y genial tudense. Un cordial saludo,
      Avelino Bouzón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: