LA FAMILIA SIGNO Y EL OBISPO SALVADO

Encuentro con Da. Nieves Fuentes Bordas, viuda de D. Santiago Signo López.

A D. Santiago y Da. Nieves los conocí en el 2000 con motivo de la preparación de los actos conmemorativos del primer centenario de la muerte del obispo Salvado. Vieron la noticia en un diario y se pusieron en contacto conmigo, dispuestos a participar en la conmemoración. Para la exposición aportaron objetos personales del P. Salvado, siendo especialmente importante el pectoral-relicario.

 Pectoral relicario del obispo Rosendo Salvado

Pectoral relicario del obispo Rosendo Salvado

Pasada aquella efeméride, perdimos la relación que ahora recuperamos gracias a D. José Carlos Comesaña que en octubre de 2013 vino al Archivo para indagar sobre la genealogía familiar. En un momento de su presentación me habló de la amistad que le unía a la familia Signo, a la vez que me comunicaba el deceso de Santiago. Ante la penosa noticia le pedí el teléfono de Da. Nieves para manifestarle mis condolencias y mi estima.

Por teléfono convenimos en vernos en el archivo de la catedral. En efecto, el sábado 30 de noviembre de 2013, a las 16,30, Da. Nieves se presentó en la catedral acompañada de sus hijos Borja y Fernando, este con su esposa Susana e hija Marta.

Después de los saludos y presentaciones de rigor, nos dirigimos a la sala capitular para conversar sobre el obispo Salvado y la celebración del bicentenario de su nacimiento. Conforme avanzaba la conversación, decidimos poner por escrito los datos biográficos y los recuerdos que se recogen en esta entrevista.

Nieves, Borja, Fernando, Susana y Marta

Nieves, Borja, Fernando, Susana y Marta

A continuación constan las preguntas y las correspondientes respuestas.

 

Pregunta.- Nieves, ¿dónde naciste y quienes eran tus padres?

Nací en Verín, calle Mayor, el 4 de enero de 1938. Era la tercera de 12 hermanos. En realidad fuimos 15 los nacidos -puntualiza-, pero 3 fallecieron de infantes.

Mi padre se llamaba Edesio Fuentes Fuentes y fue alcalde de Verín, el primer alcalde después de la guerra civil -aclara-, durante 12 años (1942-1954) y procurador en Cortes por la provincia de Ourense. Hoy día lo calificarían de “facha”, sin embargo se dedicó a liberar presos, advierte la entrevistada y añade su hijo Fernando: “Intervino para que liberaran a presos de Camposancos, fuera de toda ideología”. Apostilla Nieves: “No se hizo rico”. Remacha Borja: “No se aprovechó de la política”.

 

Pregunta.- Cuéntame algo de tu madre.

Se llamaba María Nieves Bordas Mañá, era de origen catalán, y vivió entregada principalmente a su familia, aunque esta labor la hacía compatible con las ocupaciones en el bazar de su madre y la administración del personal de la centralita de telefónica. Esta contabilidad casi siempre la hacía en casa.

Venciendo cierta reticencia y pudor, con la ayuda hijo Borja, dice: “Mi madre fue presidenta provincial de la Cruz Roja, recibiendo el título de Excelentísima, mientras que a mi padre le correspondía el de Ilustrísimo, por ser alcalde”.

 

Pregunta.- Hábleme de tu infancia y de tus estudios.

Los catalanes de mi rama materna vivían en Vigo, calle Vázquez Varela, frente a los capuchinos. Allí, en casa de mis abuelos, yo residía durante el curso con mis hermanos mayores. Hice los estudios primarios en el colegio de Cluny. En 1954 inicié los cuatro cursos de bachillerato en el colegio María Inmaculada de las Hermanas del Amor de Dios, en Verín.

 Pectoral relicario del obispo Rosendo Salvado

Pectoral relicario del obispo Rosendo Salvado

 

Pregunta.- ¿Cuándo conociste a Santiago?

Con 15 años conocí a Santiago en Vigo, en un guateque, con los padres delante. Después de nueve meses de noviazgo, el 16 de abril de 1960 nos casamos en la iglesia de Santiago de Vigo, donde también se habían casado los padres de Santiago y mis abuelos.

 

Pregunta. Ahora toca conocer a tu marido (q.e.p.d.). ¿Dónde nació y de dónde procedía su familia?

Santiago nació el 16 de abril de 1930, calle García Barbón, parroquia de Santiago de Vigo, donde fue bautizado. Eran dos hermanos: él y María Julia, esta más joven. Los padres de Santiago, Julia López Santos y Santiago Signo García, eran de Vigo, como sus abuelos. De ello, Santiago se sentía muy orgullo y presumía, afirma Nieves.

Su padre trabajó en un negocio de comestibles “Vicente y Cía”. Tercia Borja para matizar que ese negocio de ultramarinos procedía de A Guarda. Tuvieron un hotel en el monte Tecla (“Hotel Tecla”), también regentaban otro en el centro de la villa. A los 4 o 5 meses de casados -dice Nieves- Santiago se empleó en Citroën, donde le dieron, con el tiempo, el título de “Ingeniero de la Maison” (ingeniero de casa).

Nieves, Borja, Fernando, Susana y Marta

Nieves, Borja, Fernando, Susana y Marta

 

Pregunta.- ¿Qué relación tenía la familia de Santiago con el P. Salvado?

Los interlocutores no pueden precisar nada, solo saben que los abuelos de Santiago vivían frente a las benedictinas de A Guarda que ocupaban la llamada “ Casa dos Tres Reis”. Conservamos el pectoral del obispo Salvado. Por otra parte, en el voluminoso album de recuerdos familiares comparten espacios las fotos del los Salvado con los Signo.

Podemos suponer que, además de la posible relación de vecindad en la villa guardesa, quizá pudiera haber algún vínculo familiar con el ilustre evangelizador tudense, cuya línea paterna procede de San Bartolomeu das Eiras (Tabagón), pero resulta imposible averiguar esa relación de sangre porque han desaparecidos los libros parroquiales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: