Lolita y dos poemas al Padre Salvado

El sábado 9 de marzo 2013, a las 16,30 horas, entrevisté a Dolores Rodal García (Lolita) en su casa de la calle San Telmo. Con 80 primaveras no deja de sonreír y de conversar prolíficamente. Hija de Rafael y Pilar, fueron 7 hermanos, 4 mujeres y 3 varones. Añade que nacieron en la “Rúa del Obispo Salvado “, la penúltima casa de la izquierda, antes del matadero.

Lolita dice que su padre, Rafael Rodal Lanzós, nació el año 1891 en Cangas, “donde las plañideras cobraban dos reales e unha taciña de caldo, naquel tempo”. Era de familia de marineros y en su casa se rezaba el Rosario todos los días. Puntualiza la entrevistada que cuando se casaron en 1915 su madre, Pilar García Pérez, tenía 20 años y su padre Rafael 24.

Lola-vale

Le pregunto cómo se conocieron. Responde: “Mi padre vino en 1913 a Tui a cumplir el servicio militar en el “Perla” (barco guardacostas anterior al “Cabo Fradera”). Prosigue Lolita: a las tardes podían salir. Mi abuela tenía la tienda de comestibles en Sarabia nº. 4, donde un día Rafael y otro compañero cangués al ver a Pilar dijo: “qué moza máis guapa, por aquí hai que volver”.

Se conocieron en 1913 y se casaron el día de San Julián del Monte, 28 de febrero de 1915. Primeramente Rafael trabajó en la cerámica MAS, en el lugar del Cerquido, después montó un taller de carpintería en la calle Coruña, al lado del antiguo edificio de correos.

salvado

Con gran satisfacción Lolita comenta que su padre era un amante de la poesía de Rosalía de Castro. Como el joven Serafín Fernández tenía que ir a Santiago, le pidió que le comprase un libro con las poesías de Rosalía, pues “en Tui no se vendían libros en gallego”. Le trajo “Cantares gallegos”, impreso en la librería del Seminario de Santiago en 1941. La dedicatoria manuscrita de la portada dice: “Santiago, 15 de octubre 1942. Esta obra la compré por encargo del Sr. Rodal en el día que me examiné de reválida. Serafín [rubricado]”. Serafín ejerció de veterinario en Redondela. Insiste en la afición de su padre a la poesía y menciona la amistad que tenía con D. Faustino Rey Romero, reconocido poeta, con quien se aconsejaba para componer sus poemas.

Le pregunto si de su infancia recuerda qué cometarios se hacían en su casa y entre los vecinos sobre fray Rosendo Salvado. Me dice que “solo eso de que trouxo os eucaliptos”. Sin embargo, conserva dos poesías compuestas por su padre al ilustre tudense, que transcribo y gloso a continuación.

Lola-mejor

Rosendo Salvado

 

Atención Tudenses,

Fray Rosendo ha llegado

y lo tenéis colocado

en un pedestal,

fuertemente escoltado

por Arjona y Leal.

 

¿Que está metido en un saco?

Eso es natural,

porque siendo salvado

donde está mejor guardado

así está fenomenal.

 

Hombres amantes del cine,

mujeres que vais a ver

a Rita Tarzán y Frankaisten,

recordad a Fray Salvado que,

a pesar de ser Inglés,

nos trae agua de las conchas,

cosa que hemos de ver.

Esta primera poesía alude al monumento que se erigió en la plaza de la Inmaculada al P. Salvado con motivo del I Centenario de su partida para Australia (1845-1945), obra del escultor pontearenao Alfonso Quinteiro Alonso. Los ‘escoltas’ Arjona y Leal es una referencia a los dos jefes de la policía local, cuyas oficinas se hallan a ambos lados de la entrada al edificio de los Juzgados, ubicados justamente a espaldas de la estatua del P. Salvado. Por otra parte, en la estrofa siguiente hace un juego de palabras con el término ‘salvado’: la significación común de ‘cáscara molida del grano de cereales’ la aplica al antropónimo ‘Salvado’. Cuando dice que fray Rosendo era ‘Inglés’, se refiere a que había conseguido la nacionalidad inglesa.

[Segundo poema]

Martes día trece

Llegaron de Australia

El P. Salvado

y más la indiana,

pidiendo lluvia

con la mano alzada.

 

Dicen los labriegos:

Mal raxo te parta

si ves hai dous meses

cosecha salvada.

El primer verso, “Martes día trece”, seguramente se refiere a la fecha de la colocación de las figuras del monumento envueltas en la bandera de España, el martes 13 de septiembre de 1949. Por eso, en la segunda estrofa indica que si lloviese dos meses antes “cosecha salvada”. La inauguración del monumento al P. Salvado tuvo lugar en agosto de 1950.

Pasaban de las 17,30 cuando concluí la entrevista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: