REINA DE LOS JÓVENES

JMJ en Brasil, 2013

No sé si recordáis que en una de las últimas Hojas parroquiales os proponía la acogida en nuestro corazón de los jóvenes que se reunirían enla JMJ(Jornada Mundial dela Juventud) con el Papa, en Madrid. Os confieso que he rezado muchas veces para que, si a alguno de vosotros le gustaba la idea, no lo olvidase. Os proponía rezar un misterio del rosario y ofrecer algún trabajo para que esas jornadas diesen mucho fruto.

 

De vuelta ya los jóvenes a sus hogares quiero comentar algunas de las impresiones que han suscitado en mí estas jornadas de Madrid. Uno de los mensajes que el Papa ha querido transmitir es el de que Dios nos ama a cada uno: “Sí, queridos amigos, Dios nos ama. Esta es la gran verdad de nuestra vida y que da sentido a todo lo demás”.

 

Manifiesta el Santo Padre: “Mi corazón se llena de gozo pensando en el afecto especial con el que Jesús os mira. Sí, el Señor os quiere y os llama amigos suyos […]. La fe supone una relación personal con El”. También cuando dice “La fe no es un fruto del esfuerzo humano, de la razón, sino que es un don de Dios”, nos lleva a la reflexión de que ordinariamente somos muy poco agradecidos por ese don que tanto nos ayuda en la vida. Para que no caigan en el error de muchos, que creen que el cumplimiento de la voluntad de Dios nos quita la libertad, afirma categórico: “Cristo no quita nada, lo da todo”. La verdad es que dijo cosas tan bonitas que todos los comentarios que podamos hacer nunca tendrán la fuerza de sus palabras. “Si perseveráis en el amor de Cristo arraigado en la fe encontrareis, aún en medio de contrariedades y sufrimientos, la raíz del gozo y la alegría”. Es un verdadero padre que está preparando a sus hijos para la vida.

 

En la vigilia, que el sábado 17 se celebró en Cuatro Vientos, me sentí profundamente conmovida en los minutos que se dedicaron a la adoración del Santísimo Sacramento. Mucho más rica que la magnífica custodia en la que estaba expuesto, me pareció la actitud de los jóvenes: todos de rodillas, con recogimiento, con respeto…, con contemplación. Dios realmente estaba allí. ¡Qué lección nos dieron! Debemos aprovecharla y en el momento de la consagración que es cuando El está realmente presente, adorarle, siempre que podamos físicamente, de rodillas.

 

Al comienzo de la vigilia, ante la fuerte lluvia, al ver a los que acompañaban al Papa tratando de protegerle con cariño, me salió: Señor, ¿por qué permites esto? Después he pensado que todos los días el Papa necesita nuestro cariño y ayuda pues, a veces, grandes huracanes atacan a la Iglesia. También él nos decía “no se puede separar a Cristo de la Iglesia, como no se puede separar la cabeza del Cuerpo”. Luego llegó también el envío misionero: “No os guardéis a Cristo para vosotros mismos. Comunicad la alegría de vuestra fe. El mundo necesita el testimonio de vuestra fe, necesita ciertamente a Dios”.

 

Esto lo dice el Papa a todos, no sólo a los jóvenes. ¿Verdad que le vamos a hacer caso? Por último, comunicó el lugar de la siguiente Jornada Mundial de la Juventud: Brasil. ¿No os hace ilusión empezar a prepararla ya como? Podemos hacerlo sin movernos de casa, con nuestra oración y trabajo, preparando los corazones de los jóvenes que se reunirán dentro de dos años. Os recuerdo que el Misterio del Rosario que os proponía era el quinto glorioso: la Coronación de Nuestra Señora. ¡Qué bonito es coronarla como Reina de los jóvenes!

 Isabel Javier Terrón

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: