SANTIAGO EL PEREGRINO

Dibujo de Martín Rodríguez (1993)

La Credencial y la Compostela

El apóstol Santiago, conocido como el Mayor (debido a que había otro con el mismo nombre), era hijo de Zebedeo y Salomé y hermano de San Juan el Evangelista. Según tradición inmemorial, tras pasar algún tiempo predicando la doctrina de Jesús en Hispania, decidió volver a Jerusalén, donde Herodes Agripa lo mandó decapitar hacia el año 44.

Después de la muerte temprana del Apóstol, dos de sus discípulos, llamados Atanasio y Teodoro, recogieron sus restos y partieron en una barca sin timón ni velas a la deriva, llegando a Iria Flavia. Atracaron junto a una enorme piedra (pedrón). Allí pidieron permiso para enterrar el cuerpo a la reina Lupa que gobernaba aquel lugar. Ésta le entregó dos toros bravos para que lo trasladaran. Los discípulos amansaron los toros que tiraron de la carreta con el cuerpo del apóstol hasta que cayeron agotados. Los discípulos, que trasladaron el cadáver desde Joppe hasta Galicia, custodiaron la tumba hasta el final de sus días, siendo enterrados al lado de su maestro.

Olbeira, 24 de junio de 2011

Fue hacia el año 813 cuando un ermitaño llamado Pelagio se dirigió al obispo de Iria, Teodomiro, para contarle que llevaba varios días viendo una lluvia de estrellas que, saliendo del monte Pico Sacro, se dirigían hacia un campo cerca del bosque de Libredón.

Rápidamente se dirigieron al lugar y entre árboles y maleza encontraron unas ruinas donde aparecieron tres tumbas. La mayor perteneciente al apóstol Santiago y las dos más pequeñas que correspondían a sus discípulos Teodoro y Atanasio.

El rey Alfonso II mandó construir allí una capilla y desde ese momento empezaron las peregrinaciones de fieles al lugar que se conoció como “Campus Stellae” (Campo de la Estrella, Compostela). Como este primer templo se hizo insuficiente para cobijar a los numerosos peregrinos, el 6 de mayo de 899, reinando Alfonso III, el obispo Sisnado en presencia de 17 obispos consagró un nuevo templo que sería destruido por Almanzor en 997 y reconstruido por San Pedro de Mezonzo. Después de la catedral prerrománica, el obispo Diego Peláez inició la edificación de la actual en 1075, siendo rey Alfonso VI. Pasaron muchos años, y el 3 de abril de 1211 fue consagrada solemnemente la catedral románica por el arzobispo Pedro Muñiz, acompañado por nueve obispos y estando presente el rey Alfonso IX con su hijo que le sucedería en el trono con el nombre de Fernando III el Santo. Con motivo de haberse cumplido este año el VIII centenario de la consagración, el arzobispo D. Julián Barrio y Barrio publicó una preciosa pastoral en la que invitaba a “homenajear nuestra catedral”.

Las peregrinaciones al sepulcro del Apóstol fueron muy frecuentes, sobre todo entre los siglos X y XV. Los caminos se vieron sembrados de innumerables ermitas e iglesias dedicadas a Santiago por los peregrinos que procedían de todas los países del mundo.

Entre esas iglesias que jalonan las rutas jacobeas merecen un mención muy particular el templo parroquial de San Bartolomé de Rebordanes (Tui), joya del románico del siglo XII, y la capilla de la Virgen del Camino, en el barrio del mismo nombre, cuya imagen de la Virgen lactante (s. XV) está tallada en granito policromado.

Santiago el Mayor es patrono de España, que reconoce agradecida su protección y favores en los momentos más difíciles de su historia. También es protector de todos los peregrinos, quienes imploran su auxilio en las vicisitudes de los caminos a Santiago y en el camino de la vida, confiados en que el Señor los protegerá por la intercesión del Santo Peregrino y Apóstol.

LA CREDENCIAL DEL PEREGRINO Y

LA COMPOSTELA

            La credencial es un documento del arzobispado de Santiago, que delega su entrega en las parroquias y en las asociaciones jacobeas.

            Para conseguir la Compostela que expide la Oficina del Peregrino de Santiago (certificación de que se ha realizado el Camino) es imprescindible haber hecho 100 km caminando o 200 km en bicicleta. Para demostrarlo, hay que mostrar la credencial del peregrino sellada por los albergues utilizados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: