CRONICA DE LA ESTANCIA CON EL PAPA EN SANTIAGO

             El 6 de noviembre de 2010, a las 7,30 de la mañana, salió de Tui en dirección a Compostela un autocar con 56 pasajeros, incluido el guía, que empezó a ocuparse en Figueriró y se completó en Porriño.

            Los nombres y procedencia de los peregrinos son: Maricarmen y José María (Pepito), de Figueiró; Susa, Manolo y Maricarmen Casaleiro, de Barrantes; Lola, de Amorín; Manuel y Nieves, Torrón (Sobrada); Noelia, Ángeles, Eva, Luis, Teresa, Antonio, de Pexegueiro; Avelino y Carmen, de Areas; Margarita, José Núñez, Carmen Rodríguez, Ramón González, Victoria, Ramón Martínez, Saladina, Rosa Rodríguez, Jose (Josiño) y Maricarmen, de Randufe; Pacita, Pilar de las Heras, Manuel y Clara, de Tui; Rafael, María de la Guía, Luis, Adelita, de Pazos de Reis; Rosa Domínguez, Aarón, María de los Ángeles y Carmen Fernández, de Rebordáns; Paula y María Saleta, de Ribadelouro; Marisa, Rocío, Manuel, Pastora, Dolores, Nicasio, María Jesús Magdalena, Lara, Raimundo Vila y Juan Rendo, de Guillarei; Isidoro, de Salceda; Pepita y Luis, de Porriño; D. Celso y D. Avelino, sacerdotes, de Tui y San Bartolomé, respectivamente.

            A las 9,30 horas llegamos al aparcamiento de San Lázaro, en Compostela. Nos envolvía una niebla fresca, que con el transcurso de las horas se fue disipando. Incluso por la tarde, durante la Misa, lució el sol a intervalos.

            Después de recorrer a pie unos 4 kms., la mayoría del grupo se situó en las inmediaciones del Hostal de los Reyes Católicos, entre la calle de San Francisco y la subida a San Martín Pinario. En la espera de la llegada del Papa coincidimos con gente de Portugal, León, Palencia, Granada y Sevilla. Pepita y Luis se dirigieron a la plaza de la Quintana y Josiño logró entrar en la plaza del Obradoiro, pero volvió a salir para estar con su señora.

            Una vez que vimos pasar al Papa, a las 13 horas, los de la calle de San Francisco nos encaminamos a la iglesia de San Martín Pinario. Allí nos pudimos sentar en los bancos y seguir por la pantalla gigante el recorrido del Pontífice por la catedral, así como el funcionamiento del botafumeiro, y recibimos la bendición papal con la que ganamos la indulgencia plenaria cumpliendo la condiciones de confesar y comulgar, dentro de los 15 días anteriores y siguientes.

            A las 14,15, hora del almuerzo, cada uno dio cuenta de sus vituallas o las buscó por las tabernas típicas de las calles inmediatas a la catedral.

            Antes de la hora de la Misa, que estaba prevista para las 16,30, algunos intentaron entrar en la plaza del Obradoiro, los de Randufe lo consiguieron, los demás optaron por seguirla en las pantallas de la plaza de la Quintana y en la iglesia de San Martín Pinario. La Santa Misa comenzó con media hora de retraso.

            D. Celso y D. Avelino concelebraron con el Papa y repartieron la comunión, juntamente con otros sacerdotes. El total de concelebrantes, entre cardenales, obispos y sacerdotes rondaban los 600.

            La Real Filarmonía de Galicia, dentro de la catedral, interpretó la Misa Brevis en Do K259 de Mozart, pieza preferida por el Papa, admirador e intérprete del músico vienés.

            Benedicto XVI pronunció la homilía, sencilla en la forma pero de contenido profundo, en la que cabe destacar esta advertencia: “Europa ha de abrirse a Dios, salir a su encuentro sin miedo, trabajar con su gracia por aquella dignidad del hombre que había descubierto las mejores tradiciones […]. Es una tragedia que Europa afirmase que Dios es el antagonista del hombre”. E hizo esta invitación: “Quisiera que los jóvenes renunciasen a un modo de pensar egoísta, de corto alcance, como tantas veces les proponen”.

            A las 19 horas finalizó la Misa y lentamente nos dirigimos, formando una marea humana, a San Lázaro. Eran las 20,15 cuando D. Avelino pasó lista en el autobús. Con el canto a la Virgen de “Hoy he vuelto a recordar” partimos hacia Tui. En el trayecto D. Celso nos informó sobre su labor con los jóvenes y del funcionamiento de su Centro de Espiritualidad para Jóvenes. Aarón contó chistes y D. Avelino narró la leyenda del gallo de Barcelos. Por su parte, D. Celso ensayó el canto que en tiempos históricos la tuna de la universidad de Coimbra ejecutó en un encuentro de estudiantes, que hubo en Tui. El magnífico conductor, Ramón (Moncho), interpretó con voz bien afinada originales cantos folclóricos.

            Las azafatas María y Lara expresaron que habían vivido una experiencia muy bonita y que volverán otra vez. A las 22,15 horas, después despedir a Luis y Pepita en Porriño, llegamos a Guillarei donde entonamos el “Adiós con el corazón…”.

Anuncios

6 Responses to CRONICA DE LA ESTANCIA CON EL PAPA EN SANTIAGO

  1. Caminante dice:

    D. Avelino, siempre haciendo historia. Y, como la hormiguita, recogiendo granos, que hacen granero.
    Dios le bendiga y le deje ver los frutos.
    Los de La Guía audaces, llegan.
    Un saludo.

  2. Manuel dice:

    Mi querido Avelino, por fin encontré tu Blog. Y me alegro.
    Palabras sencillas que dejan constancia de un hecho que marca un hito y hace Historia. Y semilla de buen hacer que dará su fruto. No lo dudes. Y Dios lo anota en tu haber.Recuerdas a alguien que nos decía: los fracasos santifican, las omisiones, no. Y lo tuyo no es un fracaso.
    Un abrazo.
    Manuel de Santiago

    • aboga dice:

      Querido Manolo: Me he parado a contestar. Gracias por tu aliento. Sembar mucho y bien, no hay quien, reza el dicho popular. Sin embargo, tengo muy presente un libro que se titula “Que los buenos no hagan nada”. Pemán en uno de sus poemas dice: “Hay que hacer el bien de prisa, que el mal no guarda momento. Avanti!!!
      Un fuerte abrazo,
      Avelino

  3. Francisco Javier Vázquez dice:

    Queridisimo D. Avelino:
    Desde hace una temporada, estoy tratando de conmseguir alguna publicación sobre los ultimos estudios del Sudario de Oviedo. ¿Me podria decir si es que se publicó algo y donde lo puedo encontrar?. Esta información le sirviria a un estudioso del tema que vive en Roma con migpo.
    Le anticipo las gracias.
    Javier

    • aboga dice:

      Muy querido Javier: Gracias y disculpa la excesiva demora en contestarte. Me justifico diciéndote que deseo darte una respuesta cumplida a tu pregunta. Para ello he pedido con retraso información a mi amigo el canónigo Archivero de Oviedo, D. Agustín Hevia Ballina. Hablé con él por teléfono y después le puse un mail con petición. De todos modos te anticipo que hoy mismo he recibido el último número de la revista “Memoria Ecclesiae” (n. 35, 2011); las páginas 17-42 recogen una interesante ponencia D. Guillermo Heras Moreno, director del Centro Español de Sindonología, titurlada “El proyecto de investigación del sudario de Oviedo”. Pienso que la podrás consultar en internet. Esto de lo último que se ha escrito. Ya te enviaré la información que reciba de mi colega ovetense. Un fuerte abrazo, Avelino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: