Mes de Mayo

El día primero del hermoso mes de mayo festejamos a San José Obrero. Metidos en plena crisis económica y laboral, podemos invocar el valimiento del santo Patriarca con esta súplica ta:

San José glorioso,
protege al que contempla
tu pena y gozo.

 El día siguiente, el dos de mayo, está dedicado a las madres. ¿Cómo no honrar a esas benditas mujeres que a cambio de tantos desvelos se sienten recompensadas con un detalle? Recientemente, una buena madre me decía muy satisfecha que sus hijos la llaman por teléfono y le preguntan cómo está. ¡Con qué poco se conforman!

Día de la Madre

 María del Rosario Pérez Piñeiro (en familia, Maruja), vecina de Randufe y casada con Manuel Alfaya, es madre de catorce hijos. Desde hace algún tiempo precisa de una silla de ruedas para salir de casa, sin embargo, su mente procesa las experiencias vividas con enorme facilidad.
 Me cuenta que de cuando era niña conserva un grato e imborrable recuerdo de la maestra doña Emérita López de Sa. Todos los sábados rezaban el Rosario en el colegio de Randufe y además hacían actividades, sobre todo, aprendían a bordar.
 Le indico que la propaganda laicista actual califica a esas profesoras de fundamentalistas e intolerantes. Maruja no se altera y manifiesta que doña Emérita, a las niñas que faltaban a la escuela por tener que cuidar de sus hermanos más pequeños, ella las atendía gratuitamente en su propia casa, fuera del horario escolar, para que no perdiesen el ritmo del aprendizaje.
 De aquellos tiempos conserva una oración a la Virgen que Maruja reza muy a menudo, y la ha escrito para que también la recen sus hijos. Se la he pedido y la escribo aquí porque puede servir para homenajear a Santa María en los días de este mes.

BENEDICTO XVI

Si santa Catalina de Siena llamaba al Papa “el dulce Cristo en la tierra”, nosotros, al contemplar a Benedicto XVI, sobre todo cuando sonríe, podemos llamárselo con toda propiedad. Cumplió ochenta y tres años el día 16 de abril, y el día 19, a las seis de la tarde, hará cinco años que sonaban las campanas de la catedral de Santiago  anunciándolo como el nuevo Papa.
Tendríamos que pensar, sobre todo en ese día, qué es el Papa para nosotros. Si creemos, realmente, que hace las veces de Cristo en la tierra y que tiene toda su autoridad, ¿qué lugar ocupa en nuestro corazón? Digo bien: “en nuestro corazón”, pues  sólo el que cree y ama, puede obedecerle libremente.
Estamos reviviendo estos días lo sucedido después de la Resurrección de Jesús. Para los apóstoles, los primeros encuentros con su Maestro resucitado, resultaron momentos imborrables. Y si lo fueron para todos, para San Pedro debieron serlo muy especiales, pues aquellas tres preguntas, “Pedro, ¿me amas mas que estos?”, debieron ser como tres dardos en su corazón. El mandato que sigue es imperativo: “Apacienta mis ovejas”, y no se lo dice una vez, sino tres (cfr. Jn 21, 15-17).
¿Qué clase de ovejas somos? ¿De verdad escuchamos su palabra y nos alimentamos de ella o, por el contrario, somos de aquellos que siguen a otros pastores porque les dicen cosas que van más de acuerdo con nuestro parecer?
Si siempre es muy conveniente acompañar al Santo Padre con nuestra oración y con nuestro trabajo, que también es oración, ahora que parece que hay muchos ojos puestos sobre su persona- pero no precisamente para hablar bien de él  es mucho más necesario.
Sabemos que está recibiendo últimamente muchos testimonios de cariño, en estos momentos tan duros para la Iglesia y para su persona. También nosotros, que estamos unidos por la fe, podríamos hacerle al Papa un regalo en ese día tan señalado para él y para nosotros. Será un regalo invisible, pero mucho más real que uno material. ¿Os imagináis que ramo de flores llegará al cielo si cada uno de nosotros reza una oración especial por él? Estoy segura de que la Virgen se las hará llegar de nuestra parte. ¡Que no le falte nuestro regalo!

El Papa en Compostela y Barcelona

El sábado, 6 de noviembre, de este Año Santo Jacobeo el papa Benedicto XVI vendrá a Santiago de Compostela como “peregrino de la fe y testigo de Cristo resucitado”. Volverá a España en agosto de 2011 para la Jornada Mundial de la Juventud, que se celebrará en Madrid.
 El arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, ha catalogado la visita del Romano Pontífice como “un broche de oro para el Año Santo 2010”. Aunque el programa de la visita está aun por determinar, el prelado compostelano ha señalado que el propio Benedicto XVI informó de que quiere “una visita muy sencilla”.
 Nos ponemos, pues, a preparar su venida, conscientes del gran provecho espiritual que tendrá para nosotros la misma labor preparatoria, dice D. Julián.
 Al día siguiente, 7 de noviembre de este año, el Santo Padre presidirá en Barcelona la consagración del Templo de la Sagrada Familia.
 La visita de Benedicto XVI confirmará nuestra fe, fortalecerá nuestra esperanza e impulsará nuestra caridad, afirma el cardenal arzobispo de Barcelona, don Lluís Martínez Sistach, quien continúa sus reflexiones sobre gozoso evento con estas palabras: “Será para nosotros un auténtico don de Dios. Su presencia y su magisterio nos enriquecerán en nuestra vida cristiana de fidelidad y amor a Dios y a la Iglesia”.
 La consagración de la Sagrada Familia por el Papa -añade el cardenal- manifiesta la importancia que tiene para él el matrimonio y la familia, y todos debemos trabajar para defender y ayudar a las familias y la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: